Newsletter
InicioRegiónRobo de cables eléctricos es mayor en la región de Coquimbo que...

Robo de cables eléctricos es mayor en la región de Coquimbo que el resto del país

En los últimos 12 meses, se han perpetrado 62 hechos asociados a este ilícito, lo que ha significado más de 470 horas sin energía para miles de clientes.

La compañía eléctrica ha presentado las acciones legales contra los responsables que han cometido sus fechorías en comunas como La Higuera, La Serena, Coquimbo, Vicuña, Ovalle, Punitaqui y Monte Patria.

El robo de cables es un delito que se ha vuelto cada día más común, afectando fuertemente a las instalaciones eléctricas y a la calidad y continuidad del servicio para clientes de amplias zonas del país.

Según datos de la empresa, compañía de distribución eléctrica que atiende a más de tres millones de clientes entre las regiones de Arica y Parinacota y La Araucanía, entre septiembre de 2021 y octubre de 2022, se han registrado 548 eventos de robo de cables en su zona de concesión, en instalaciones de Media y Baja Tensión.

Como resultado de esto, las bandas delictuales se han apropiado ilegalmente de más de 37 toneladas de cable de cobre, con un valor estimado en más de 330 millones de pesos.

Asimismo, el gasto en que ha debido incurrir la compañía para normalizar los servicios eléctricos y la infraestructura dañada en estas acciones, sobrepasa los 2.300 millones de pesos en el mismo periodo.

Matías Hepp, director de Operaciones de CGE, señala que en el último año estas bandas delictuales han sustraído más de 151.800 metros de cable de cobre (151,8 kilómetros). Esto es casi el triple de los 53,3 kilómetros de cable robados entre enero y diciembre de 2021.

“El robo de conductores afecta a toda la comunidad, ya que provoca interrupciones en el suministro eléctrico que afectan la seguridad de la población y causan accidentes con -incluso- resultados de muerte para las personas que manipulan las instalaciones sin autorización. Estas son bandas organizadas, con elementos, equipos y tecnología y su accionar tiene un impacto negativo en la calidad del suministro eléctrico de las personas”, precisó el ejecutivo.

REALIDAD REGIONAL

Si bien éste es un delito que está extendido por todo el territorio donde opera la empresa eléctrica, la zona que registra el mayor número de incidentes -medido por la cantidad de metros de cable robado- es la Región de Coquimbo.

Esto, debido a que sólo en el último año (octubre de 2021 y noviembre de 2022) se han sustraído 58.320 metros en 62 eventos contabilizados. Esto significó que la compañía tuvo que desembolsar casi 450 millones de pesos para normalizar la infraestructura dañada, la que no sólo implica reponer las líneas cortadas por los delincuentes, sino que también instalar aquellos postes que fueron destruidos y sustituir los dispositivos dañados.  

A nivel nacional y por detrás de la Región de Coquimbo se ubica O´Higgins con 33.040 metros de cable robado; Arica-Parinacota y Tarapacá con 21.611 metros de cable de cobre robado; Atacama (14.862 metros robados) y Biobío (11.739 metros robados).

“Cada vez que se interrumpe el suministro eléctrico, las empresas grandes y pequeñas de la zona no pueden trabajar normalmente, los servicios públicos presentan problemas en el suministro, los colegios o la red de salud se ven obligados a suspender sus actividades y las personas pueden enfrentar problemas de seguridad pública. En suma, el delito afecta la calidad de vida de las personas”, señaló Matías Hepp.

En ese sentido, han sido siete las comunas que más han sufrido los embates de estas bandas organizadas. La más afectada ha sido La Higuera, donde los robos se han concentrado en la localidad de Punta Colorada.

La Serena y Coquimbo no han quedado ajenas a esta realidad y sectores como Las Rojas y Quilacán, en la capital regional, y Baquedano, Parte Alta, Tongoy y Guanaqueros en la comuna puerto, se han convertido en lugares recurrentes para cometer este hurto. En tanto, Gualliguaica sumó a Vicuña a la lista en la provincia de Elqui.

Limarí también ha tenido eventos de esta índole en los últimos doce meses, siendo las comunas de Ovalle, Punitaqui y Monte Patria las más afectadas.

En la primera, lugares como Llanos de Barraza y la localidad de Tabalí se han perpetrado estos ilícitos, mientras que en Punitaqui el Cerro Huaquelón las instalaciones eléctricas ha sido vulneradas en, al menos, diez ocasiones. Finalmente, en Monte Patria, el Cerro Manchado es el principal sitio de hurto.

Pero no sólo los clientes han sido afectados. En 2022, cuatro personas han fallecido intentando realizar estos delitos en las comunas donde presta servicio la compañía, demostrando el peligro de intervenir las redes eléctricas y el accionar de las mafias que están tras este ilícito, los cuales presionan a personas vulnerables para concretar estos delitos.

El ejecutivo hizo un llamado a las autoridades para combatir este ilícito con mayor fuerza, dado el impacto que tiene para las comunidades. “Participamos activamente en las mesas de trabajo que las autoridades, de distintas regiones, han impulsado para combatir este delito. A su vez, en los casos en que detectamos afectación a las redes de CGE, realizamos la denuncia ante Carabineros, PDI y Ministerio Público, para luego interponer acciones legales que permitan perseguir a los autores de estos delitos”, concluyó.

Te puede interesar: Conoce a los ganadores regionales de Taekwondo

Carolina
Carolina
"Enseñar siempre: en el patio y en la calle como en la sala de clase. Enseñar con actitud, el gesto y la palabra" (Gabriela Mistral)

1 COMENTARIO

Deja un comentario

- Compañía Minera del Pacífico -
- Aguas del Valle -

Lo último

Lo más visto